Fractura de radio | Causas, síntomas, tratamiento y rehabilitación

La fractura de radio más común es la distal y suele llamarse fractura de muñeca debido a su proximidad a esta. Una de las más comunes es la de Colles, donde el fragmento quebrado del radio se inclina hacia arriba.

CAUSAS Y TIPOS DE FRACTURA

Existen diversos tipos de fractura, algunas de ellas son:

  • Colles: la causa más frecuente es la caída sobre el brazo extendido, doblando la mano hacia atrás a la altura de la muñeca.
  • Smith: se produce en la misma zona que la de Colles, pero en esta ocasión suele producirse cuando la persona se cae hacia atrás sobre la palma de la mano extendida.
  • Barton: se produce en el extremo distal del radio, pero va acompañada de una dislocación de la articulación radio-carpiana. La pieza fracturada puede desplazarse hacia delante o hacia atrás.
  • Chauffeur: ocurre cuando alguien se cae encima de un brazo extendido y la mano se desvía hacia fuera con la palma hacia delante.

En personas mayores de 60 años, la fractura de radio suele producirse por la osteoporosis (trastorno en el que los huesos son más frágiles y con mayor probabilidad a quebrarse).

SÍNTOMAS

  • Dolor intenso a la palpación
  • Hematoma
  • Inflamación
  • Deformación

TRATAMIENTO

El tratamiento depende de diversos factores, como son la edad, el tipo de fractura y la actividad del paciente.

Para conseguir el movimiento normal de la mano, se puede realizar el tratamiento conservador o el tratamiento quirúrgico.

Cabe destacar que la mayoría de las fracturas sanan bien alrededor de la sexta semana, pero, al existir varios tipos de fracturas y de tratamientos, el tiempo de recuperación también puede variar.

  • Tratamiento conservador: consiste en estabilizar la fractura mediante una férula en aquellas fracturas no desplazadas.
  • Tratamiento quirúrgico: se realiza en aquellas fracturas que están desplazadas, poniendo una placa.

REHABILITACIÓN

En la primera fase, durante la inmovilización, debemos empezar con las movilizaciones activas de las articulaciones como el hombro y los dedos de la mano. Un ejemplo de lo anterior son las movilizaciones de dedos abriendo y cerrando el puño de la mano.

En la segunda fase, sin la inmovilización,  poner luz infrarroja que produce calor y disminuye la rigidez de las articulaciones. En esta fase es importante realizar masajes por el efecto de relajación que se produce en la musculatura. Al finalizar las sesiones es aconsejable poner frío en la zona.

Las movilizaciones a realizar se basan en la flexión y extensión de codo, también de muñeca.

En la tercera fase, cuando la estabilidad de la rotura está asegurada, se podrá seguir realizando el mismo movimiento anterior, pero está vez añadiendo cargas y resistencias para aumentar la fuerza (con bandas elásticas primero y luego con pesas).


PÓNGASE EN CONTACTO CON FIIXIT

Si requiere de una férula de inmovilización impresa en 3D para sustituir su escayola de yeso, solo tiene que rellenar el formulario para que podamos informarle acerca del centro adherido más cercano a usted.

Indíquenos su patología y su ciudad, además de cualquier duda que le gustaría resolver acerca de nuestro producto.

952175555

690249257

info@fiixit.es

Calle Las Eras. Local 24. 29130
Alhaurín de la Torre | Málaga

Cuidado de la piel tras una inmovilización