Esguince de segundo grado de tobillo

La experiencia de Paloma con su férula Fiixit

Paloma sufrió el 31 de Agosto sufrió un esguince de tobillo de grado II y ha querido compartir con todos nosotros su experiencia Fiixit.

Desde el primer momento pensó que no quería tener escayola y les habló a los traumatólogos sobre las férulas FIIXIT.

La inmovilización realizada fue un vendaje termoplast para que no tuviera problemas al cambiarse a una ortésis impresa en 3D. 

El equipo de Fiixit le escaneó el pie y 24 horas después se le colocó la férula.

Paloma nos cuenta que es su cuarto esguince, por lo que su experiencia con las escayolas viene de años atrás.

Ésta vez ha sido una inmovilización mucho más llevadera”, nos cuenta.

El pie no se le inflamó tanto, como cuando llevaba el vendaje y  se siente mucho mejor físicamente.

Los inconvenientes a la hora de la ducha con una inmovilización, es conocido por todos nosotros, pero gracias al material con el que se realizan las férulas Fiixit, no solo te puedes duchar sin problemas, sino que puedes darte baños prolongados en piscina o playa, ya que es totalmente sumergible y resistente al agua.

Otra de las ventajas de Fiixit es la posibilidad de recibir rehabilitación durante la inmovilización, en ese sentido ha podido acudir a su fisioterapeuta para recibir tratamientos de drenaje y así, perder menor masa muscular y empezar a caminar mucho antes de lo esperado.

 

 

 

ENLACES DE INTERÉS

Baños de contraste frío-calor

Guía de recuperación rápida de un esguince de tobillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.